raulricardoparedes

El visitante y otras historias

El visitante y otras historias - Dylan Thomas Una colección de relatos escrito entre 1934-1938 y 1950-1953. Muchas imágenes oníricas, abundan los temas de la religión y la muerte. Me gustaron: "El visitante", "Los enemigos" y el artículo "Cómo llegar a ser poeta". Le pongo temporalmente tres estrellas, pero quizás las cambie cuando lo relea.

Trenes rigurosamente vigilados (MODERNOS Y CLÁSICOS)

Trenes rigurosamente vigilados - Bohumil Hrabal, Fernando de Valenzuela, Monika Zgustová No tengo la costumbre de escribir reseñas, pero a ver qué sale.
Conocí la película antes que al libro y eso condicionó un poco mi lectura. De paso adornaré la reseña con imágenes de la película.
image
El protagonista es Miloš Hrma (pronúnciese Miloshi Jarma), un aprendiz de despachador de trenes que vuelve a trabajar después de tres meses de descanso por enfermedad (un intento de suicidio). Miloš viene de una familia de hombres que trabajaron poco y nada para vivir y también él eligió un trabajo en el que tiene que hacer muy poco, ya que en la Checoslovaquia ocupada por los alemanes los trenes de pasajeros viajan con poca frecuencia y los únicos que dan algún trabajo son los "trenes rigurosamente vigilados", es decir los trenes del Reich que van y vienen del frente oriental, donde los alemanes están siendo derrotados.
image
A Miloš lo único que parece preocuparle es trabajar poco y probar que es hombre, lo que en su caso significa perder la virginidad. De manera fragmentada, pasando de los recuerdos al momento actual, el protagonista relata sus primeras vivencias amorosas y sexuales. Miloš se siente poco hombre. Pero al acercarse el fin de la guerra, decidirá arriesgarse y actuar como "un hombre sin miedo", en un final irónico, heroico y trágico.
image
Los personajes secundarios son cómicos, como el jefe de estación que cría palomas y tiene aires de grandeza. También está el mujeriego despachador de trenes Hubička, quien está sujeto a un proceso por conducta inmoral en el trabajo y mal uso de los sellos oficiales del estado, y es envidiado por muchos (aunque no quieran admitirlo).
image
Es un libro que se lee muy rápido, y sin embargo es profundo e inteligente. Se dice que al autor lo enorgullecían las "cosas pequeñas pero muy humanas", y este libro está lleno de eso a los largo de sus escasas 118 páginas.
Piloto de guerra - Antoine de Saint-Exupéry

Otro libro que leo ambientado en la segunda guerra mundial.
En 1940 Alemania invadió a Francia, poniendo fin a la guerra ficticia. Pronto se supo que la derrota de Francia era segura. Pero mientras tanto los soldados seguían peleando.
Aquí estaba Saint-Exupéry, piloto de reconocimiento de la fuerza aérea francesa. Sabiendo que sólo uno de cada tres aviones vuelve de sus misiones, se sube a su avión para una misión particularmente difícil: volar a baja altura en territorio enemigo, con el único consuelo de saber que si lo derriban morirá antes de darse cuenta. Spoiler: sobrevive, si no no hubiera escrito el libro.
Piloto de guerra, sin embargo, no es una novela de acción. Volando a gran altura, en un aparato que se congela y no responde, donde los aviones enemigos son apenas moscas negras y el fuego antiaéreo lágrimas de luz que explotan en una lluvia de trigo, Saint-Ex medita sobre las causas por las que está allí. ¿Por qué pelear si ya está la guerra perdida para Francia? ¿Por qué muere el soldado derrotado? Y si sobreviviera, su misión habría sido igualmente inútil.
A pesar de eso, Saint-Exupéry encontrará la razón para sacrificarse, su sacrificio y el de Francia son un símbolo. No se pelea sólo por Francia, sino por toda la humanidad, por el Hombre con mayúscula.
<b>"Combatiré por la primacía del Hombre sobre el individuo, lo mismo que de lo universal sobre lo particular.
Creo en que el culto de lo Universal exalta y suelda las riquezas particulares, y funda el único orden verdadero, el orden de la vida. Un árbol es un orden, a pesar de que las raíces son distintas de las ramas.
Creo en que el culto de lo particular sólo conduce a la muerte, pues funda el orden sobre la semejanza, confunde la unidad del ser con la identidad de sus partes, y devasta la catedral para alinear las piedras. Combatiré, pues, a todo el que pretenda imponer una costumbre particular a otras costumbres, un pueblo particular a otros pueblos, una raza particular a otras razas, un pensamiento particular a otros pensamientos."</b>
Saint-Ex siguió luchando por sus creencias hasta su muerte, y en medio de eso también tuvo tiempo de escribir El principito.

Currently reading

El Tambor De Hojalata
Günter Grass
El siglo de las luces
Alejo Carpentier